fbpx
Cirugia con Google Glass

Primera Master Class de Cirugía usando Google Glass

Un quirófano global

Con esta frase del Prof. Pedro Guillén han titulado una de sus noticias muchos de los medios de comunicación de este país. Y es que esta semana, como imagino la mayoría sabréis, Clínica CEMTRO fue protagonista de una experiencia pionera, intrépida y meticulosa. Era la primera vez que se usaban las Google Glass para mantener una clase magistral con asistentes de todo el mundo que participaron activamente. Y hubo problemas de conexión, pero creemos que el resultado ha sido muy exitoso. Las razones las tengo muy claras: la operación salió perfecta, se mantuvo la retransmisión durante toda la cirugía, y el entorno experimental que habíamos creado permitió que una imagen de sala capturase los pasos esenciales de la cirugía a pesar de que las gafas de Google dejaran de emitir en algún momento. Como bien me dijo ayer una amiga, “la tecnología siempre puede fallar”. Un riesgo al que nos enfrentábamos desde el primer momento, pero que aún así quisimos correr y controlar al máximo. Porque la idea era saber cuál es realmente el potencial de esas gafas y saber qué es necesario mejorar en ellas, y todo apuntando a esa aspiración última, a ese “quirófano global”, interconectado, del que habla el Prof. Guillén.

Los que estuvisteis en el salón de actos pudisteis ver cómo la operación captó nuestra atención desde el principio hasta el final. El Prof. Guillén y su equipo consiguieron meternos con ellos en el quirófano. Las Google Glass no pudieron mostrar todo su potencial, como por ejemplo que pasar vídeos y fotografías en la gafa para que el cirujano los visualizara y comentara. Pero si que pudimos mantener teleconferencias con doctores de Estados Unidos y México, y pudimos emitir parte de la transmisión por el canal de Youtube. Finalmente pudimos ver las tres imágenes perfectas en directo y pudimos escuchar cómo el doctor Guillén comentaba la cirugía con el doctor R. Grossman. La imagen del artroscopio (WAD) se veía perfecta, la imagen de sala seguía ofreciéndonos al milímetro la cirugía y las Google Glass nos dejaban colarnos a la operación a través de los ojos del doctor.

Como sabréis ahora parece que si no lo cuentas en las redes sociales, es que no existe. Pero nosotros lo contamos. El Twitter comenzó con preguntas referentes a la conexión, problemas con el audio o con la visualización de las imágenes, pero pronto las cuestiones eran otras: ¿de qué material es la sutura de anclaje? O ¿qué es lo que están impactando, la estructura de Vicryl? Lo que reflejaba que estaban siguiendo la operación y entendiendo cada paso. Los comentarios de Twitter también nos dieron a entender que al otro lado del charco las tres imágenes llegaban de maravilla.

Ahora que ha pasado, debemos entender esta experiencia en toda su grandeza, como un experimento en el que hemos querido comprobar cómo una tecnología como las Google Glass puede ayudar en la Telemedicina y la Teleeducación. Una pequeña gran labor para definir cómo puede ser y qué necesita la educación médica del futuro. Hemos elaborado una encuesta para que los participantes la rellenen durante estos días y esperamos sacar de ellas las conclusiones desde el punto de vista de los que nos han seguido al otro lado de la pantalla.

Pienso que hay una cosa clara, tal y como comentaron en la rueda de prensa, quien se queda en el pasado y vive del recuerdo, no avanza. Seguramente ese tenga muchos menos problemas porque con los recuerdos bonitos sonreirá y los malos simplemente los borrará. Pero los que miran al futuro, quieren descubrir y ayudar a avanzar, esos sí que pueden alegrarse de muchos éxitos y por supuesto también llorar derrotas, pero sinceramente creo que nunca pueden ser derrotas porque solamente el paso de querer mirar hacia delante es un paso exitoso.

Además os invitamos a entrar en la web (www.clinicacemtro.com) para ver toda la información de la Master Class y su repercusión en prensa. Esta tarde estará colgado en Youtube el montaje de vídeo sobre el evento.

Gracias a todos los que habéis ayudado a que esta Master Class se haya hecho realidad y con esta filosofía de no mirar hacia atrás, esperamos embarcarnos en muchos más proyectos.

Con mucho cariño,
Todo el equipo de la Master Class

Una experiencia con Google Glass

El pasado 21 de junio, el doctor Pedro Guillén se convirtió en el primer cirujano en retransmitir una operación quirúrgica con Google Glass. El uso de las gafas no supuso un valor añadido a la cirugía pero permitió que el cirujano demostrara que podían usarse en quirófano y comprobó que el desarrollo GlastersStreamer de Droiders abría el campo de acción de las GoogleGlass al difundir la imagen a amplios auditorios. Pero en esa retransmisión no se dio a las gafas una aplicación práctica concreta ni se ofreció una Clase Magistral.

“El uso de las Google Glass ofrece una visión muy valiosa para un aprendiz de una técnica, la del ojo del cirujano. Sin embargo, esto puede no ser suficiente. La gran mayoría de las cirugías actuales intentan usar técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, muchas veces por artro-endoscopia, yen estas ocasiones, la visión más importante para el cirujano no es la de los ojos del doctor si no la de la pantalla del artroscopio a la que el doctor está mirando. Lo ideal para el aprendiz sería ver al mismo tiempo la artroscopia y las manos del cirujano.” aseguraba el profesor Guillén.

Sin embargo la experiencia del 17 de septiembre ha dado un paso más en el intento por probar la tecnología Google Glass aplicada a la medicina. Esta cirugía supone una importante novedad y un significativo avance en telemedicina y teleeducación respecto a ocasiones previas por varios motivos.

En primer lugar, es la primera vez en que las gafas de Google se usan realmente en su aplicación práctica; hasta ahora tan sólo se habían mostrado sus posibilidades teóricas. En esta experiencia se ha integrado la imagen de las Google Glass en el diseño de una Master Class habitual, intentando que su uso añada un valor adicional, pero que no suponga un empeoramiento en otros aspectos muy perfeccionados ya en la tele-medicina, como la calidad de la imagen artroscópica. Además de su función como cámara, se ha querido explotar el potencial de la gafa como medio de comunicación directa con el cirujano y como coadyuvante en la transmisión de información a los estudiantes, usando para ello los recursos que ofrece el Hangout de Google+.

Un segundo aspecto relevante del diseño de esta experiencia -que pone a las GoogleGlass en uso en un contexto controlado- es que ha permitido estudiar con seriedad las ventajas y limitaciones de la aplicación de GoogleGlass en telemedicina, a través de una encuesta distribuida a los más de 300 participantes. Creemos que es la primera vez en medicina en que las Google Glass son objeto de un estudio serio y controlado.
La íntima colaboración de grandes empresas españolas en un proyecto de relevancia mundial también hacen de este acontecimiento una primicia, por lo menos en nuestro país.

Finalmente, es muy relevante el contenido de la Master Class. En ella se han presentado al mundo desarrollos tecnológicos únicos, como el artroscopio sin cables o el instrumental de sutura ósea; y grandes mejoras científicas, como la técnica ICC de cultivo de condrocitos para el implante de los mismos. Estas innovaciones se han presentado en el curso de una cirugía que precisa maestría para llevarse a cabo, y que no puede aprenderse en cualquier sitio del mundo, por lo que muchos de los oyentes han podido aprender, realmente, a efectuar una técnica importantísima para tratar las enfermedades del cartílago.

Última tecnología

El implante de condrocitos autólogo (ICC) es una técnica que permite curar enfermedades de las articulaciones. En ella se cubren los defectos del cartílago que producen dolor y limitación del movimiento con una membrana embebida en células de cartílago cultivadas del propio enfermo (condrocitos). Esto permitirá regenerar en la zona tejido cartilaginosos. La técnica habitual de cultivo de condrocitos fue mejorada por el equipo de biólogos de Clínica CEMTRO para conseguir un concentración muy superior de condrocitos por cm2, lo que mejora los resultados de la técnica.

La cirugía se llevará a cabo con la tecnología WAD, un dispositivo de telemedicina ideado por el doctor Guillén y desarrollado por INDRA. A través de la transmisión Wifi “se elimina la necesidad de cableado para la realización de artro-endoscopias, lo que aumenta la libertad de movimiento del cirujano, permite su utilización en ámbitos de escasas infraestructuras (regiones rurales, hospitales de campaña, etc. ;), y la reducción de costes e infecciones”, asegura el doctor Guillén.

Google Glass es una equipación desarrollada por Google en la que una pequeña pantalla es incorporada a la montura de una gafa, en el cuadrante superior externo del campo de visión. El dispositivo cuenta con conexión a Internet y con reconocimiento vocal mediante vibraciones laríngeas y de transmisión de sonido mediante conductividad ósea. Esto permite al usuario mantener comunicaciones multidireccionales, y acceder a cualquier información online mientras realiza otra actividad con tan sólo órdenes verbales.

El gran avance técnico lo ha aportado Droiders, empresa española enfocada en la realización de aplicaciones para dispositivos de Google que ha conseguido poder hacer streaming desde las Google Glass a amplios auditorios usando las Hangouts.

Telefónica, por su parte, ha hecho posible que estudiantes, médicos e investigadores ubicados en 300 puntos diferentes del planeta puedan recibir una retransmisión integrada y simultánea de tres imágenes diferentes y hayan podido seguir esta clase magistral e inédita del doctor Guillén en tiempo real y en alta definición. Un quirófano único y global se ha hecho posible.

Material Audiovisual

Ver aquí

, ,

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú