fbpx
WAD en animales

La artroscopia sin cables facilitará el acceso de los animales a cirugías articulares

La artroscopia sin cables facilitará en el futuro el acceso de los animales a las cirugías articulares, algo que en el presente es demasiado costoso y dificulta la recuperación de muchas lesiones. Esta y otras aportaciones del nuevo WAD (Wireless Arthroscopy Device) a las patologías articulares, tanto humanas como animales, han sido comentadas por el doctor Pedro Guillén, jefe del Servicio de Traumatología de la Clínica CEMTRO, en una conferencia ofrecida en la Real Academia de las Ciencias Veterinarias este lunes. 

La artroscopia es un tipo de endoscopia utilizada para visualizar una articulación con fines diagnósticos o de tratamiento. Según el doctor Guillén “requiere de un equipo muy costoso y de gran especialización para emplearlo en animales. Muy pocos centros de veterinaria se pueden permitir tenerlo”. El nuevo artroscopio sin cables es portátil, se puede transportar en un maletín y no necesita fuente de energía para utilizarse. “Esto permite que el proceso quirúrgico sea más accesible y menos costoso, pues el veterinario es el que se desplaza donde esté el animal y no al revés”, añade. Así, podrán realizarse cirugías articulares en los establos o granjas.

Otra de las ventajas de esta nueva tecnología tanto para pacientes humanos como animales es que “al desaparecer los cables disminuye el riesgo de infecciones o contaminaciones”, indica el doctor Guillén. Además, al ser una técnica más fácil y con mayor libertad de movimiento para el cirujano, el paciente sufre menos ya que la cirugía implica heridas mínimas. “El tamaño de la herida en el caso de los animales es importante ya que se lamen, se rascan y no la cuidan igual que los humanos. Con la artroscopia todo es más seguro”, añade el doctor.

El sistema consta de una lente, una fuente de energía y una cámara en miniatura que vía WIFI se conecta a un ordenador o pantalla cualquiera. No necesita ningún hardware especial, sino que se puede conectar a cualquier equipo informático.

El nuevo artroscopio, WAD, ha sido desarrollado por la unidad de investigación de la Clínica CEMTRO en colaboración con la multinacional española INDRA. Ya ha sido probado en 150 pacientes y, según el doctor Guillén, “ se va a empezar a probar en caballos, cuyas articulaciones son más grandes y de mejor accesibilidad”.

, , , ,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú