fbpx

Artrosis de rodilla

La artrosis es una enfermedad degenerativa, es decir es el desgaste irremediable que sufren nuestras articulaciones a consecuencia del paso del tiempo

Mako Cirugia Robotica Protesis Total Rodilla

La rodilla por su disposición anatómica es una articulación de carga, y esto la convierte en una de las más habitualmente afectadas por la degeneración o artrosis, afectando hasta a un 10% de la población general, cifras que aumentan exponencialmente en los rangos de edad más avanzados.

La artrosis de rodilla de manera general es una patología de lenta progresión, sin embargo factores como traumatismos previos, enfermedades raumatológicas o cirugías ligamentosas o meniscales en edades tempranas pueden acelerarla.

Síntomas de la artrosis de rodilla

El síntoma principal de la artrosis de rodilla es el dolor en menor o mayor medida, siendo éste en general, más acentuado cuanto más avanzada está la degeneración articular. Asimismo, otros síntomas como sensación de fallo ( se me encasquilla ), inflamación ( se me sale el liquido), deformidad ( se me “tuerce” la pierna) o rigidez suelen acompañar el proceso artrósico en las diferentes fases de la enfermedad.

Artrosis Severa de Rodilla

Causas de la artrosis de rodilla

La causa principal por la que se desarrolla artrosis de rodilla es la edad, de igual manera que las ruedas de nuestros coches se desgastan con el paso de los kilómetros, nuestras rodillas se van desgastando con el paso del tiempo, sin embargo hay condicionantes que pueden provocar un aceleramiento del proceso en edades tempranas como son:

  • Deformidades angulares: Aquellas rodillas con deformidades genéticas o postraumáticas , desencadenan un mal reparto de las cargas con degeneración , artrosis y dolor a medio y largo plazo.
  • Lesiones y cirugías previas: Rodillas que en edades tempranas han sufrido lesiones por accidentes o traumatismos deportivos , precisando en algún caso cirugía meniscal, condral o ligamentosa, pueden sufrir degeneración acelerada respecto a su rango de edad.
  • Enfermedades reumatológicas: Pacientes con reumatismos o enfermedades inflamatorias sistémicas con especial afectación articular.
  • Obesidad y malos hábitos: El sedentarismo, con el consiguiente aumento de peso , van a provocar una aumento de impacto sobre las articulaciones de carga ( tobillos, caderas, RODILLAS) y una mayor incidencia de artrosis .

Diagnostico artrosis segunda opinion

Diagnóstico de la artrosis de rodilla

El diagnóstico fundamental de la artrosis de rodilla debe ser dado por tu traumatólogo, el cual lo fundamentará en una adecuada anamnesis (entrevista clínica), exploración física en consulta y las pruebas complementarias necesarias (fundamentalmente radiografías en carga y en ocasiones resonancia magnética).

Tratamiento de la artrosis de rodilla

Tratamiento no quirúrgico

  1. Ejercicio físico: Es recomendable realizar ejercicio físico moderado con la ayuda de especialistas en la materia, con el objetivo de sin aumentar la degeneración mejorar el tono muscular, controlar el peso corporal y la movilidad articular
  2. Rehabilitación: Nuestros compañeros rehabilitadores y fisioterapeutas pueden complementar el ejercicio físico y la medicación con terapias coadyuvantes para mejorar las consecuencias de la artrosis, mejorando el rango articular (movilidad) y diminuyendo la inflamación.
  3. Estudios podológicos / soportes plantares / ortopédicos: Ocasionalmente y sobretodo cuando los síntomas artrósicos se ven influenciados por una desviación angular (piernas torcidas) el uso de plantillas o soportes plantares desarrollados por especialistas pueden disminuir los síntomas y retrasar la necesidad de intervenciones quirúrgicas.
  4. Medicación: Siempre de acuerdo con tu médico, en los momentos de mayor dolor, se debe tratar los síntomas con analgésicos de los diferentes escalones terapéuticos existentes. Además existen en el mercado multitud de suplementos o sustancias existentes de manera natural en los cartílagos (glucosamina, colágeno, condroitina…) que sin tratarse de un tratamiento regenerador, pudieran tener un efecto beneficioso en el control de síntomas a medio plazo.
  5. Infiltraciones o inyecciones articulares: Por una parte podemos mencionar las infiltraciones “clásicas” con corticoesteroides, las cuales se tratan de potentes antiinflamatorios, con efectos muy beneficiosos en crisis artríticas ( inflamatorias) sobre artrosis   instauradas. El uso de estas terapias, debe limitarse a la indicación del médico tratante y con el conocimiento por parte del paciente de las ventajas e inconvenientes de su administración. Por otra parte tenemos a nuestra disposición la infiltración de ácido hialurónico o viscosuplementación con efectos más duraderos aunque menos inmediatos que los corticoesteroides pero con menos efectos secundarios. Existen nuevas infiltraciones de actualidad, que sin embargo no han demostrado la capacidad de regeneración articular y se encuentran en fase de estudio.

Tratamiento quirúrgico

Cuando todos los procedimientos terapéuticos previos no han sido efectivos, la solución pasa por una intervención quirúrgica que puede ir desde la artroscopia en casos seleccionados, osteotomías o realineamientos en casos de deformidad o prótesis parciales y completas cuando no existe otra posibilidad real, siendo la solución definitiva para el tratamiento de la artrosis.

Cirugia Robotica Protesis Total de Rodilla

Visita otros artículos relacionados
con la Unidad de Rodilla

Menú