fbpx

Rotura del tendón del bíceps

El bíceps braquial es el músculo que une el hombro con el antebrazo, y que se encarga principalmente de la flexión y supinación del codo

Anatomía

Está compuesto por dos fascículos, corto y largo, que se insertan mediante dos tendones distintos en el hombro (tendones proximales), pero que confluyen en la parte distal formando un único tendón para insertarse en el radio (tendón distal).

La rotura del tendón bicipital puede deberse a la rotura de uno de los tendones proximales o del tendón distal. Las casusas y el abordaje terapéutico de cada uno de los tipos son diferentes.

Infografia Rotura Tendon Biceps

Causas

Se cree que la rotura del tendón proximal es predominantemente degenerativa, facilitada por una erosión crónica del tendón en pacientes con problemas de inestabilidad escapular o del manguito de los rotadores.

El tendón distal se rompe generalmente de forma aguda, al hacer una flexión brusca contra-resistencia, o cuando en un accidente se fuerza una extensión del codo que se encuentra flexionado.

La rotura del tendón proximal es típica de pacientes mayores con artrosis de hombro.

La rotura del tendón distal es ocurre típicamente en deportistas jóvenes, principalmente dedicados a la escalada, al levantamiento de peso o a deportes de contacto, y se consideraba una lesión infrecuente.

En los últimos años ha aumentado mucho la incidencia de roturas distales en personas de mediana edad, al aumentar la práctica deportiva en esta franja poblacional, y suele ocurrir en gente que no tenía un adecuado entrenamiento muscular previo. Estos casos de rotura están facilitados por el tabaquismo y por el uso de algunas medicaciones para el colesterol.

Clínica y diagnóstico

La ruptura aguda de un tendón bicipital produce dolor en la cara anterior del hombro o en el trayecto del bíceps, que se agrava con la flexión del codo. En la rotura aguda suele escucharse un chasquido de ruptura muscular y aparecer un hematoma en la zona, o una inflamación.

En la rotura de un tendón dañado de forma crónica puede manifestarse sin dolor, o incluso con una mejoría de un dolor crónico de hombro por rozamiento del tendón largo del bíceps.

En la exploración puede objetivarse la aparición de una “masa muscular” retraída cerca del codo o del hombro, según el tendón que se haya afectado. Diversas maniobras de la exploración y el uso de ecografía musculo-tendinosa ayudan a precisar el diagnóstico y el sitio de ruptura.

Tratamiento

El tratamiento conservador con control del dolor y la inflamación, y fisioterapia ofrece buenos resultados en pacientes mayores con poca actividad física, dado que la rotura del tendón no impide la movilidad aunque produce una disminución de la fuerza y resistencia muscular.

En deportistas jóvenes y en pacientes cuya ocupación profesional depende del movimiento del brazo está indicada la cirugía reparadora, que es más eficaz cuanto antes se lleve a cabo.

Los recientes avances en las técnicas quirúrgicas hacen que la cirugía de reparación sea cada vez menos invasiva, y permite operar a pacientes en los que antes se decidía no tratar.

Cirugía y recuperación postquirúrgica

La reparación del tendón bicipital se lleva a cabo mediante anestesia loco-regional y sedación, y el paciente puede ser dado de alta al día siguiente a la cirugía.

Pasadas unas cuatro semanas tras la cirugía puede comenzarse un programa de rehabilitación. La actividad física habitual se recupera en unas semanas, aunque el deporte de contacto y la actividad bicipital intensa no se recomiendan hasta pasados 6 meses.

Visita otros artículos relacionados
con la unidad de hombro

Menú