fbpx

Rotura del músculo semimembranoso

El músculo semimembranoso, necesario para el salto y la carrera, puede romperse durante la práctica deportiva, produciendo un dolor agudo en la nalga

El músculo semimembranoso es una músculo biarticular (sobre pasa dos articulaciones: cadera y rodilla) y se extiende desde el isquion en la pelvis hasta la tibia en su cara interna. Forma parte del grupo muscular llamado músculos isquiotibiales, y actúa como flexor de la rodilla y extensor de la cadera.

En el mundo del deporte es importante para el salto, la frenada y la carrera, y su mecanismo de rotura habitual es por mecanismo excéntrico brusco. La rotura se puede producir a nivel del vientre muscular y a nivel del tendón o en su inserción.

En la rotura, es típico que el deportista note un chasquido y se lleve la mano a la nalga correspondiente.

Los tiempos de recuperación varían en función de la localización, siendo más rápidos a nivel muscular y más lentos a nivel de la inserción tendinosa.

El tratamiento se realiza aumentando la vascularización de la zona lesionada y manteniendo y reforzando la función muscular mediante fisioterapia. No se recomienda aplicar masajes por la posible aparición de fibrosis o calcificaciones. Tampoco es conveniente usar antiinflamatorios, ni realizar estiramientos o sobrecargar el músculo.

Visita otros artículos relacionados
con la unidad de cadera

Menú