fbpx

Incontinencia fecal

La incontinencia fecal es la incapacidad para diferir voluntariamente la emisión del contenido rectal, ya sea sólido, líquido o gaseoso.

Incontinencia fecal

La incontinencia fecal es la pérdida de la capacidad de controlar voluntariamente la evacuación del contenido intestinal, ya sea de gases o heces. La incontinencia fecal tiene una gran impacto en la calidad de vida, incapacitando a la persona que la padece y llevándola al aislamiento social.

La incontinencia fecal afecta hasta un 1-10% de la población adulta, presentándose en ambos sexos y en todos los grupos de edad, y a cerca del 50% de los internados en establecimientos geriátricos. El coste anual estimado de la incontinencia fecal es de aproximadamente 7.000 euros.

Causas y diagnóstico de la incontinencial fecal

Las causas de la incontinencia anal son múltiples: alteración de la consistencia de las heces, alteración en la distensibilidad o sensación rectal, patologías de los esfínteres anales y del suelo pélvico. La mayoría de las veces la patología es multifactorial. Las causas más frecuentes son: lesiones esfinterianas obstétricas o iatrogénicas, incontinencia fecal idiopática o por neuropatía pudenda, neurológicas (diabetes, Parkinson, tumores, ACVA), fármacos, enfermedad inflamatoria intestinal.

En el diagnóstico de la incontinencia anal es importante averiguar las causas y valorar los factores de la continencia que han sido dañados y en que medida para realizar un tratamiento individualizado en cada caso. El diagnóstico se basa en la amnanesis (diario de continencia), exploración física (inspección, tacto rectal y anuscopia) y endoscopia (para despistaje de patología orgánica).

La valoración fisiológica se realiza mediante diversas exploraciones, de las cuales las más importantes son la manometría anorrectal y la ecografía endoanal de 360º.

Tratamiento de la incontinencial fecal

El tratamiento de la incontinencia fecal es multifactorial y debe individualizarse en cada caso. Las opciones de tratamiento son amplias: tratamiento médico, Biofeedback (su propósito es mejorar el rendimiento de la función esfinteriana), tratamiento quirúrgico (esfinteroplastia para los pacientes con defectos anatómicos esfinterianos). Las nuevas opciones terapéuticas incluyen implantes, esfínter anal artificial, la neuroestimulación del tibial posterior y la neuroestimulación de raíces sacras. Como última opción puede ser necesaria una colostomía.

La clave del éxito del tratamiento de la incontinencia fecal radica en la correcta evaluación y diagnóstico del tratamiento. Dada la elevada complejidad del estudio que es preciso realizar, y  la mayor complejidad de las técnicas quirúrgicas es aconsejable que estos pacientes sean tratados en unidades con dedicación especial a esta patología.

La nueva innovación diagnóstica y terapeútica es el dispositivo MAPLE de Novuqare. Es un aparato que dispone de múltiples canales permitiendo la medición electromiográfica del tejido muscular y la estimulación eléctrica de los músculos de suelo pélvico. La gran novedad de este sistema es que es capaz de diferenciar la actividad de cada musculo que compone el suelo pélvico diferenciando entre lados y  distintas profundidades. De esta manera permite tanto una medición como una electroestimulación individualizada y selectiva del musculo o grupo muscular seleccionado por el terapeuta para un tratamiento personalizado.

Este sistema dispone de sonda anal o vaginal por lo que su uso se amplía al tratamiento de otras disfunciones del suelo pélvico como la incontinencia urinaria de esfuerzo y de urgencia, la disinergia defecatoria, síndrome de resección rectal baja y el dolor anal crónico.

Visita otros artículos relacionados
con la cirugía general aparato digestivo

Menú