fbpx

Muerte súbita en deportistas

La muerte súbita asociada con la actividad deportiva es un suceso raro, pero catastrófico

Generalmente afecta a sujetos jóvenes y aparentemente sanos, aunque muchos de ellos tienen una enfermedad cardiovascular oculta que nunca había sido diagnosticada, bien porque no hubiese dado síntomas, bien porque estos no hubiesen sido reconocidos.

La mayor parte de los casos de muerte súbita en deportistas se deben a arritmias cardíacas (taquicardia o fibrilación ventricular) que suelen ocurrir en pacientes con enfermedades cardíacas ocultas.

Estas arritmias se ven facilitadas en los deportistas por dos factores:

  • La realización periódica de ejercicio físico intenso produce cambios en la estructura cardíaca, lo que facilita las arritmias en pacientes con cardiopatías subyacentes.
  • Las altas demandas fisiológicas durante el ejercicio físico intenso puede inducir arritmias en estos mismos sujetos.

Algunos datos que pueden señalar una anomalía cardíaca subyacente (y que deberían llevar a una investigación más exhaustiva en deportista profesionales) son:

  • Historia de dolor o molestias torácicas o falta de aire excesiva durante el ejercicio.
  • Historia de mareos / síncopes no explicada.
  • Hipertensión arterial.
  • Antecedentes de soplo cardíaco.
  • Historia de muerte prematura de algún familiar cercano (antes de los 50 años).
  • Historia familiar de enfermedades cardíacas.

Las principales sociedades de Medicina Deportiva recomiendan un reconocimiento médico periódico de los deportistas jóvenes. En estas revisiones se aconseja realizar una historia clínica detallada y una adecuada exploración cardiovascular, acompañada o no de un electrocardiograma de 12 derivaciones. Prácticas de este tipo han demostrado disminuir la mortalidad por muerte súbita en deportistas de forma llamativa (hasta la décima parte).

Visita otros artículos relacionados
con la medicina deportiva

Menú