Un reciente estudio publicado en la revista Cartilage evidencia los buenos resultados de la técnica de implante de cartílago “ICC”. Los datos publicados, que forman parte de una tesis doctoral defendida en Clínica CEMTRO, constatan su alta seguridad y eficacia, incluso en lesiones de gran tamaño y cuando han fracasado otras técnicas. Estos datos apuntalan así la tendencia de muchos científicos de considerarla la técnica de primera opción para tratar las lesiones de cartílago.

La Dra. Lucía Áboli, traumatóloga de Clínica CEMTRO y autora de la Tesis dirigida por el Prof. Pedro Guillén, ha estudiado la aplicación del desarrollo español del implante de condrocitos (ICC) a 50 pacientes con un seguimiento a dos años. Los resultados reflejan que los pacientes presentaron una mejoría media de 31 puntos en el IKDC (encuesta funcional y sintomática de la patología de rodilla); consiguiendo un buen control sintomático y recuperación funcional en más del 80% de los casos. Cabe destacar que en el 50% de los pacientes, las lesiones de cartílago habían sido tratadas previamente con otras técnicas quirúrgicas que fallaron; y a pesar de usarse el ICC como segunda elección, sobre una lesión ya operada, la tasa de resultados fue igual de buena que en los pacientes cuyas lesiones aún no habían sido tratadas. Los pacientes que fueron sometidos a cirugía de implante de condrocitos presentaban de 1 a 4 lesiones en su articulación y el tamaño de las lesiones estaba comprendido entre 2cm² y 7 cm ².

En los resultados de este trabajo no encontramos relación entre el éxito del tratamiento y el número y tamaño de las lesiones. Es decir, la técnica de implante de condrocitos autólogos da los mismos buenos resultados independientemente del tamaño de la lesión tratada y de si el paciente presenta una o más lesiones.

El cartílago es una de las estructuras más importantes de la articulación, y su desgaste es el origen de la artrosis. Esta enfermedad es el segundo motivo de consulta más frecuente en Atención Primaria y constituye la patología más prevalente del sistema musculoesquelético en España. Las lesiones focales de cartílago, además de ser una de las causas de la artrosis, son altamente frecuentes: ocurren en hasta el 12% de la población y hasta el 33% de los deportistas.

Como explica la Dra. Lucía Áboli, “este tipo de lesiones suelen sufrirlas personas jóvenes y deportistas, que están más expuestas a agresiones traumáticas sobre las articulaciones; y en quienes las lesiones, al demandar más a la articulación, pueden ser más sintomáticas”. El correcto tratamiento de estas lesiones, cuando dan síntomas, controla las molestias y permite recuperar la actividad física y deportiva.

Tratar a tiempo estas lesiones puede alargar la vida articular y prevenir el desarrollo de artrosis y, puesto que con frecuencia coexisten con otras lesiones traumáticas, se recomienda abordarlas en el mismo momento quirúrgico. Como ejemplo de esta actitud preservadora, la Dra. Isabel Guillén, Jefa de la Unidad de Cartílago de Clínica CEMTRO, nombra a Augusto Fernández, jugador del Atlético de Madrid. Durante la intervención que se le realizó en Clínica CEMTRO el pasado año con motivo de una rotura de ligamento cruzado anterior, se observó una lesión de cartílago. Augusto se sometió entonces a la técnica de implante de cartílago, para evitar que esta lesión afectara a su calidad de vida y rendimiento deportivo. Tal y como asegura la Dra. Guillén, “el hecho de que Augusto se sometiera a un implante de cartílago no prolongó el plazo de recuperación, pues se solaparon los tiempos que necesitó para recuperar la lesión de rodilla con los que requirió la afectación del cartílago. Más bien al contrario, se consiguió prolongar la vida útil de su rodilla, que es uno de los bienes más preciados en un jugador de fútbol”.

Hasta ahora, se habían utilizado preferentemente otras técnicas para tratar las lesiones de cartíago, generalmente microfracturas o mosaicoplastias. Sin embargo, los estudios más recientes indican que estas técnicas o no producen una verdadera reparación de la lesión, o la reparación que producen es transitoria, sobre todo en lesiones de gran tamaño. El implante de condrocitos parece producir, según diferentes estudios, una regeneración del cartílago apropiada y más duradera. Esto ha llevado a que diversos organismos internacionales, como la FDA Americana o la Sociedad Alemana de Traumatología, recomienden el implante de condrocitos como técnica de primera elección para tratar las lesiones de cartílago de mediano y gran tamaño.

El desarrollo español de la técnica, el ICC, ideado por el profesor Pedro Guillén, multiplica por 5 el número de células cultivadas que pueden llegar a implantarse por milímetro cúbico, mejorando la calidad del cartílago resultante.

Actualmente el ICC, es el único tipo de implante de cartílago realizado por laboratorios españoles. Al ser una terapia costosa y en la que pocos traumatólogos tienen experiencia, muchos profesionales evitan recomendarla. “Hay un problema de difusión entre los traumatólogos”, explica la Dra. Guillén, “que creen que esta técnica sólo se realiza en centros de investigación extranjeros. Sin embargo, es una técnica quirúrgicamente sencilla y accesible en España, aunque su coste sea alto”. Para hacer accesible esta terapia a la mayor parte de la población se han tomado varias iniciativas.

Recientemente, la Fundación Dr. Pedro Guillén y la Fundación Mapfre se embarcaron en un proyecto conjunto de investigación, con participación internacional, que busca mejorar la calidad y disminuir los costes de este tipo de terapias. Por otro lado, se está incidiendo en la formación de los profesionales. “Los primeros que tienen que conocer estos avances y sentirse cómodos con la técnica son los traumatólogos” explica la Dra. Guillén, que todos los años organiza un curso Teórico-Práctico de Implante de Cartílago en Clínica CEMTRO.

 

Para ver la nota de prensa pincha aquí

 LOGO 72ppp       Logo Amplicel         2735964 full lnd

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto